Of cinema and other drugs…

Entradas etiquetadas como “Ridley Scott

Review: The A-Team (2010)

3 out of 5

 

Summary: Cargada, y repito, CARGADA de acción, The A-Team trae a la pantalla grande a la icónica serie ochentera con algo de gracia, humor, eficacia, y cerebro, que la llevan arriba del promedio.

Iron Knight reviews The A-Team film

NOTA: 1) Este review contiene spoilers menores. 2) Nunca vi la serie original ochentera en la que este remake/reboot/adaptación está basado(a), ni estoy familiarizado con nada de ella.

De hecho, hasta hace un año supe de su existencia, al enterarme de este proyecto yseguir su recorrido, desde la elección del cast hasta la filmación y más allá. Y fue que me interesó cuando anunciaron a los nuevos actores que encarnarían al cuarteto de protagonistas: Liam Neeson, Bradley Cooper, Sharlto Copley y Quinton “Rampage” Jackson. Uno de ellos actor experto en el negocio: dos que comienzan una carrera productiva (esperemos), y el otro un luchador que ahora goza del ‘privilegio’ de ser actor. Si la reunión de esto hombres no te llama la atención entonces no sé qué diablos lo hará, además del hecho, claro, de que se trata de The A-Team, que en México se conoce como Brigada-A: Los Magníficos, un título innecesariamente largo.

Agregando un poco de background al tema, The A-Team vio la luz en pantalla chica desde enero de 1983 hasta diciembre de 1986, juntando un total de 98 episodios en cuatro años. Su fama se debe a la explosiva acción que era el atractivo principal de la serie, así como el cuarteto original que interpretó al equipo, que incluía a:

  • George Peppard como el líder, el Coronel John “Hannibal” Smith.
  • Dirk Benedict, como el Teniente Templeton “Faceman” Peck.
  • Dwight Schultz, como el Capitán H.M. “Howling Mad” Murdock.
  • Mr. T, como el Sargeto Bosco Albert B.A. “Bad Attitude” Baracus.

La serie utilizaba a la guerra deVietnam para situar a estos personajes, lo que ahora se cambió, como pueden adivinar, a Iraq. Mr. T fue, por cierto, al igual que “Rampage” Jackson ahora, un luhador profesional, aunque en realidad Jackson está más enfocado en las artes marciales.

Además de la acción, y los personajes, dos de los elemenos icónicos de The A-Team son la música del tema (que en el filme también se usa), y la introducción que antecedía a cada uno de los episodios y que decía lo siguiente:

“In 1972, a crack commando unit was sent to prison by a military court for a crime they didn’t commit. These men promptly escaped from a maximum security stockade to the Los Angeles underground. Today, still wanted by the government, they survive as soldiers of fortune. If you have a problem, if no one else can help, and if you can find them, maybe you can hire… The A-Team.”

Para la cinta, esta introduccón fue cambiada ligeramente para ajustarla de acuerdo a la trama y al tiempo en que toma lugar, así que ésta es la versión que escucharán este año:

“One year ago, an elite commando unit was sent to prison for a crime they didn’t commit. These men promptly escaped from a maximum security facility. Today, still wanted by the government, they survive as soldiers for hire. If you have a problem, if no one else can help, and if you can find them, maybe you can hire… The A-Team.”

Como suele ser el caso con adaptaciones, rebootsy remakes, NO es necesario que estés familiarizado o que hayas visto la serie en la que está basada The A-Team (2010) para disfrutarla, pero probablemente los que sí la hayan visto o los fans serán los que estén formados con más ganas y los que, finalmente, tengan más qué decir.

The A-Team (2010) utiliza los créditos iniciales para relatar cómo fue que estos personajes se conocieron por primera vez (o más bien al revés), y cómo uno de ellos terminó con una fobia tremenda a volar. Desde estos minutos iniciales (situados en México, por cierto), cada uno de los actores deja en claro su manera correspondiente de acercarse a ellos y presentarlos ante un público, en su mayoría, nuevo, resaltando lo que son sus actitudes y características, y de esa manera, es fácil identificarlos durante el resto del filme. El líder, el loco, el rudo y el guapo, simple y sencillo.

Después de esto, la historia nos lleva a ocho años después, cuando el equipo se encuentra en Iraq tomando parte en una misión secreta. Aquí conocemos a otros cuatro del reparto secundario: Patrick Wilson que interpreta al Coronel Lynch de la CIA, Brian Bloom como Pike, quien tiene cierta enemistad con nuestros protagonistas, Gerald McRaney como el General Morrison, quien está al mando de las tropas en Iraq, y por supuesto, Jessica Biel quien interpreta a la Capitana Charissa Sosa, la cual tiene antecedentes con “Faceman”. Y es durante su misión especial y secreta aquí (confiscar unas placas y billetes  falsos) que todo sale mal y por una razón y otra terminan ante el tribunal, que los condena por un crimen que ellos no cometieron y los manda a prisión. Esto no es un spoiler, dado que toda la cinta gira en torno a estos eventos, y es precisamente de lo que trata.

Luego de 6 meses de permanecer encerrados, “Hannibal” planea un escape y logra reunir a los cuatro de nuevo para emprender una misión personal: limpiar sus nombres y averiguar quién fue el desgraciado batardo hijo de….. que les engañó y les tendió la trampa, más aparte recuperar las placas de billetes falsos.

A partir de aquí comienza la verdadera aventura explosiva que lleva al equipo de un lugar a otro con traiciones y alianzas típicas de un filme de este tipo. El argumento de la cinta es bastante ordinario y prácticamente ni lo notas gracias a una tremenda dosis de acción que inunda a toda la cinta. Créanme, The A-Team es una película de acción como nunca había visto en mi vida. La acción es una escena tras otra, sin parar, con dos de ellas mucho más grandes ya mayor escala que las otras (una se muestra en el trailer, así que la otra es una muy grata sorpresa). Los productores Ridley Scott y su hermano Tony Scott le metieron todo lo qu sabían del género y el resultado es, increíblemente muy bueno. Ninguna de estas escenas se siente forzada o sin sentido, y es porque el guión da la base a la acción y no viceversa.

 El único error, y es un error muy, muy grave, es la asquerosa cámara temblorosa que no parece intentar quedar fija y estable por más de cinco segundos. El corte no ayuda mucho tampoco. Corte, tras corte, tras corte. Pareciera que el director Joe Carnahan hubiera puesto las cámaras en las cabezas de unos niños y luego les mandara a jugar como locos a atraparse unos a otros. Hacia tres cuartos del filme, esto ya me había irritado cosiderablemente, a pesar de que los sets de acción no paraban de captar mi atención. Es raro y contraproducente, porque la acción es, a fin de cuentas, el mayor logro y la mayor falla de este largometraje. El mayor logro, por las razones ya mencionadas más arriba (la acción per sé), y la mayor falla en el sentido de cómo está filmada.

Así como jamás había visto tanta acción en una película, tampoco había visto un uso de cámara tan movido. Carnahan podría aprender uno o varios trucos de Paul Greengrass.

Como ya había resaltado también, el uso del guión para darle sentido a la acción ayuda muchísimo a la calidad de la cinta. El guión no es sólido, eso sí, pero en cuanto a los planes que sigue el equipo se trata, es genial. Dos son los muy ingeniosos planes que incluye la cinta; el primero de ellos, ideado po “Hannibal” al inicio en Iraq; y el otro, ideado por el mismo “Faceman” que es el que da lugar al clímax del filme.

El guión utiliza elementos que ponen a The A-Team en otro nivel de la cinta de acción promedio y la diferencía de aquéllas, los cuales notarán muy seguido en pantalla, y aunque al principio puedan confundirte un poco o tomarte por sopresa, no dejan de ser lo que finalmente le da sabor.

La otra razón del éxito de The A-Team son (como yo ya tenía pensado que serían) los miembros del equipo. Neeson presenta a un carismático líder (“Hannibal”), y a sus 57 años, demuestra que aún no es viejo para patear traseros (pregúntenle a Stallone). Cooper, por otro lado, interpreta al lady’s man (“Faceman”), un hombre estilo James Bond pero sin tanto estilo, pero con una mente igual de ingeniosa. Quinton Jackson tiene las agallas para reemplazar al legendario Mr. T, como B.A. Baracus, y sorprendentemente hace un buen trabajo a diferencia de lo que muchos creían (me incluyo). Jackson funciona para mí al menos, sin haber visto la interpretación de Mr. T. Por último, pero no de más, está Sharlto Copley quien levantó cabezas en Hollywood luego de su fantástica actuación en District 9 (2009) el año pasado, dándonos a saber que éste era un talento a seguir (y nunca es tarde para empezar). Sharlto fue lo mejor de aquella cinta (aunque a decir verdad TODO fue excelente), y aquí nos reitera su dedicación, siendo el highlight de la cinta al darle nueva vida al experto en pilotaje, Murdock, un verdadero lunático, pero con corazón.

Éste es nuestro nuevo A-Team. Los realizadores tenían que darle en el clavo a la relación entre los cuatro como equipo y amigos, y lo lograron, si bien no completamente lo explotaron como podía haber sido. Sin embargo, es el trabajo de estos cuatro artistas en conjunto que hace la diferencia, y lo que importaba hacer bien más allá de la acción. Los cuatro están en forma, los cuatro tienen carisma y bromean, y los cuatro se importan a unos mismos y cuidan de los otros, y es ése sentimiento de equipo lo que le da una calificación aprobatoria a la película.

Cabe destacar también a Patrick Wilson, a quien realmente disfruté en su rol. Desafortunadamente no puedo decir lo mismo de Jessica Biel, cuyo papel de por sí está muy mal escrito. Tengo la sensación de que sólo la metieron (a su personaje) para darle un interés amoroso a “Faceman”, contar con algo de feminidad entre tanto hombre, y evitar comparaciones con la próxima The Expendables (2010) en agosto. Quiten a Biel y a su personaje de la cinta y ésta queda prácticamente igual. Bueno excepto que ya no habría un estorbo redundante e irrelevante.

Todo sea dicho, The A-Team es una efectiva y, sí, explosiva cinta de acción que se aleja de algunos convencionlismos y proporciona puro escapismo de calidad al mando de un cuarteto de grandes protagonistas. Después de Iron Man 2 ya hacía mucha falta ver algo que ofreciera más que lo promedio. Véla si tienes un ratito durante el mundial (se estrena el 11 de junio).

“If you have a problem, if no one else can help, and if you can find them, maybe you can hire see………………..

Anuncios

Review: Robin Hood (2010)

3 out of 5

Summary: A diferencia del personaje del que habla, Ridley Scott apunta alto pero falla en dar en el blanco al objectivo -nosotros- haciendo de éste un filme sin notoriedad y resonancia, a pesar de contar con talento delante y detrás de cámaras.

Iron Knight reviews yet another film about this folk tale

El cine y la televisión ya ha visto incontables encarnaciones de este superhéroe de la Edad Media. Lo lógico es que cuando se proponga traerlo de vuelta una vez más, traiga consigo un sabor diferente. Es como los celulares; en esencia, todos tienen un sólo propósito -comunicarse-, pero las compañías sacan al año puñados de nuevos modelos adornados de más cosas por dentro y por fuera. Y la mitad al menos de esos productos no llaman la atención y pasan sin pena ni gloria. Bueno, pues algo parecido le pasó al señor Scott al contar el cuento ya contado a su manera.

Lo que le dio la excusa al cineasta de realizar esta cinta era “mostrar la verdadera historia detrás del mito” que se traduce en: Batman Robin Hood Begins. Esta basura de premisa sienta la base para ver al personaje en sus inicios, aunque no necesariamente cuando era joven. Y la pregunta es, ¿a quién le importa ver a Robin Hood en sus inicios? Lo que pudo haberse cumplido en 20 minutos a manera de introducción, Ridley Scott lo traslada en unos 140 mnutos, haciendo ya, desde el inicio, un largometraje con poca relevancia.

Las armas de las que se apoya Scott para hacer de éste, un filme vagamente decente son tres: un elenco de calidad que en conjunto funciona perfectamente; una producción de alto nivel que a su vez conlleva a una épica a gran escala; y en general una dirección bien llevada. Y por producción entendemos un buen manejo de cámara, locaciones acertadamente empleadas, y todo el vestuario y detalle necesarios para darle vida a la época medieval. Claro, todo esto nunca ha sido problema para el director porque recordemos que, más que la dirección, su cuidado en mantener una producción al nivel requerido siempre ha sido su mayor atributo. Aún en la infame Kingdom of Heaven (2005), no se podían negar sus escenarios tan bien elaborados. En Robin Hood nuevamente encontramos estos logros, así como el hecho de contar con unas cuantas tomas realmente hermosas que valieron el boleto de entrada. Una de ellas, cuando Robin y la caballería inglesa se dirigen a todo galope a combatir a los franceses en las costas….. en unas costas. Una excelente fotografía vale, además de un fabuloso sonido que se deja ver (escuchar?) en cualquier momento que una flecha salta al aire. Eso me pareció taaaan genial.

Uno de los temas de pláticas más comunes para hablar en contra del filme (la mala lengua) era y es el casting del personaje cuyo nombre titula a esta épica no tan épica. Ridley Scott se anotó, por quinta ocasión, al australiano y ya veterano Russell Crowe para el protagónico.Y eso acarreó una serie de opiniones encontradas que debatían sobre si ya era demasiada Ridley-Russell, o si el mencionado actor ya estaba algo viejo para interpretar al legendario forajido. Bueno pues yo les digo con certeza que no hay de qué preocuparse. Crowe rara vez, o más bien, nunca le echa flojera a sus roles, y aquí nos da a un Robin Hood con mucha bondad debajo de una coraza algo ruda. El clásico héroe con un pasado borroso pero cn buenas intenciones. Por momentos el cambio de acentos del actor puede desconcentrar, pero no es factor negativo. Es de hecho esta actuación la que era vital para evitar un fracaso total. Y Scott y Crowe se lo anotaron. Nada memorable eso sí, pero satisfactoria al fin y al cabo. Y sí, sí está en forma el señor, como lo demuestra en una escena sin ropa…….. arriba.

El desempeño del resto del elenco es igual o superior al de Russell. Cate Blanchett, William Hurt, Oscar Isaac, Mark Strong y el excelente Max Von Sydow hacen todos un buen trabajo. Admirable nada más, pero suficente para hacer disfrutable el largometraje. En particular le reitero un aplauso a Sydow y a Hurt, quien hizo al personaje útil en pantalla cuando era inútil en papel. Dios, me fascina William Hurt.

Interpretando una vez MÁS a un villano en cine, Mark Strong, arriesgándose a encasillarse, la hace de inglés traidor sirviendo a la corona francesa y me reafirma que sigo sin cansarme de él. Simplemente es un muy buen actor. Cate Blanchett es uno de lo puntos débiles dado que su papel, Lady Marion de Loxley, no posee un desarrollo o conexión y es es culpa del guión que hace mal uso de ella, de la misma manera que la relación que florece entre Marion y Robin no contiene chispa y es relegada a un puesto menor dentro de la trama general, que fluye con calma -ni lent ni rápida- y asimismo sin emoción. No hay emoción de aventura, de guerra vaya.

Robin Hood es como ver un tiroteo afuera de tu casa (si ya sé, no es una comparación muy cómoda) sin sentir tus pantalones mojados, ni el más mínimo sentimiento de “me estoy cagando de miedo” que claramente deberías sentir a menos que fueras un narco. Hay algunas cosas que no se aclaran y otras que nada más sirven de relleno de metraje. Una de ellas todo el rollo del papá de Robin que fácilmente pudo haberse omitido. Y lo peor: los niñitos rateros del bosque en Nottingham. ¿En serio? Ese intento de subtrama restaría otros minutos más o bien pudieron haber sido empleados para algo más de tensión y desarrollo de personajes. Lo que me lleva a la batalla climática en las costas inglesas, la cual se agradece no haber sido larga. Siento que este tipo de batallas se han vuelto monótonas, aunque eso depende del filme del que se esté hablando. Lo que me lleva a pensar que de haber sido yo Godfrey (el personaje de Mark Strong) o el rey de Francia, me hubiera asegurado que no había nadie en la bahía. NADIE. Eso implicaba tener guardias arriba en el acantilado. Pero bueno hay que saber que de haber usado la lógica ls guionistas, no habría batalla final.

En fin, como ven hay muchas subtramas y detalles en el guión que como suele suceder no ayudan a la fluidez de la cinta y definitivamente no ayudan a mejorarla. No hace más daño (no creo) agregar que un par de personajes metidos por ninguna otra razón más que por cumplir con el universo del personaje, como lo es el Sheriff de Notthingham, algo curioso dado que se tenía en un principio pensado que éste sería el protagonista de esta historia. Pero eso fue hace mucho tiempo.

Y me doy cuenta que me faltó hablar de los Hombres Felices. Los Merry Men, pues. Oh, ¿qué sería de Robin Hood sin sus fieles súbditos amigos, los Merry Men del bosque de Sherwood? Buenos, de una vez les digo que no hay bosque de Sherwood en esta cinta, o por lo menos, todavía no es la Baticueva de estos alegres personajes. Alan A’Dale, Will Scarlett y Little John, interpretados por Alan Doyle, Scott Grimes y Kevin Durand, son los compañeros de Robin, y hacen honor a su nombre de equipo en esta cinta, aligerando un poco la oscura atmósfera de la época. De los tres, Kevin y Scott fueron los que resaltaron e incluso me hubiera gustado mucho verlos más tiempo en pantalla.  Tenía mis dudas de Kevin como Little John, pero fue bueno estar mal.

Lectores, toménse a esta nueva versión de Robin Hood como ustedes quieran. No es mala, pero tampoco es muy buena, así que ya saben. La cinta obviamente deja campo abierto para secuelas, pero honestamente estoy seguro que ésa no es la intención ni el camino que sus realizadores quieran tomar, y dudo mucho que una suceda, dado que Crowe tiene ya 46 años, y eso significaría que, por mucho que apresuraran otra producción, de haber una, lo estaríamos viendo con unos 48 o 49 años. Y ése sí NO es Robin Hood, así que realmente no sé cuál es el punto de esta película. Ya hemos visto otras adaptaciones del personaje, animadas y en TV, y finalmente todas cuentan una historia similar. Aquí sí ilumíneme Sir Ridley: ¿por qué molestarse en contar una historia que, a diferencia de lo que dice el marketing, YA ha sido contada? Y sigo esperando su regreso al sci-fi, señor……


Trailer Analysis: Robin Hood

¡Regresamos en una nueva edición de nuestra indispensable disección de trailers! De hecho son dos, pero por ahorita nos enfocaremos en la nueva versión de Robin Hood, esta vez bajo el mando de Ridley Scott con su mascota fiel actor Russell Crowe, además de Cate Blanchett, Mark Strong, William Hurt, Danny Huston, y…….., y otros, la cual estrenó trailer la semana pasada, y que ha sido brillantemente titulada Robin Hood (2010), con un estreno fijado para el próximo 14 de mayo. Por lo visto, Universal le está apostando a que domine el verano, pero nosotros nos preguntamos si es en realidad una secuela de Gladiator (2000).

En fin, pueden ver el trailer ya casi en cualquier sitio, pero yo les recomiendo aquí, en donde lo encontrarán en HD, o bien en el sitio oficial del filme. Demos inicio pues, y echémosle un vistazo a lo que Scott y compañía nos tienen preparado.

*************************Robin Hood***************************

Sigue leyendo, que aún no acabas!


Best of the Decade: 2001 in film

Ahora que la década está por terminar, con los días contaditos, es tiempo de mirar hacia atrás y viajar al pasado para revisar y decidirse por lo que definió al cine durante los últimos 10 años; lo que nos hizo reflexionar, llorar, reír, carcajear, babear, y emocionarnos, aquéllos a los que damos gracias por habernos sido dados.  Pero como yo no soy nadie para juzgar ni dar la última palabra, es hora de que ustedes lectores, ¡voten por sus los mejores filmes, desde el 2000 hasta el 2009! Si creen que faltan alguna fuerte opción en la lista, ¡no duden en comentar y la añadiremos con gusto! Son tantas que se nos pueden pasar una que otra. Y recuerden regresar en Enero para checar el recuento de los votos de cada una de las 10 encuestas (que se postearán durante el resto de Diciembre) y el veredicto en los ¡50 filmes de la década, según The Film Galore® y sus seguidores! ¡Que empiece la votación!


Best of the Decade: 2000 in film

 Ahora que la década está por terminar, con los días contaditos, es tiempo de mirar hacia atrás y viajar al pasado para revisar y decidirse por lo que definió al cine durante los últimos 10 años; lo que nos hizo reflexionar, llorar, reír, carcajear, babear, y emocionarnos, aquéllos a los que damos gracias por habernos sido dados.  Pero como yo no soy nadie para juzgar ni dar la última palabra, es hora de que ustedes lectores, ¡voten por sus los mejores filmes, desde el 2000 hasta el 2009! Si creen que faltan alguna fuerte opción en la lista, ¡no duden en comentar y la añadiremos con gusto! Son tantas que se nos pueden pasar una que otra. Y recuerden regresar en Enero para checar el recuento de los votos de cada una de las 10 encuestas (que se postearán durante el resto de Diciembre) y el veredicto en los ¡50 filmes de la década, según The Film Galore® y sus seguidores! ¡Que empiece la votación!