Of cinema and other drugs…

LifeRant

“Keep your friends close, but your enemies closer”

Recuerdan esta icónica línea, supongo. Más o menos es lo que intenta decir el señor David Fincher con su campaña publicitaria para promover y poner a la vista de todos lo que es su octava cinta en su filmografía: The Social Network (2010), que muchos conocerán como ‘Facebook: la película’. Oh no, les acabo de dar una idea a los traductores de aquí…..

Desde que me enteré del proyecto hace como un año me pregunté cómo diablos uno se podía tomar en serio una cinta basada en esta infame red social que cada vez apesta más. Luego por supuesto, vino a ocupar la silla de director el Sr. Fincher y todo cambió, y aquí estoy realmente interesado por el producto final, incluso considerándola medio fuertona para la carrera de Oscar. Verán este es uno de esos casos en donde la elección de un competente y talentoso director puede cambiar el rumbo; de lo que suena a porquería a lo que suena prometedor. Cierto, Fincher no es un Tarantino o un Hitchock, pero su carrera hasta el momento va muy bien, con dos enormes películas: Fight Club (1999), y la que debería merecer más atención de la que tiene, Zodiac (2007), ambas los pilares de su filmografía. A lo que voy es que, aunque honestamente no me interesa en lo absoluto ver retratada la historia de cómo Facebook llegó a ser FACEBOOK, con Fincher al mandato ya estoy. Y ustedes deberían también.

The Social Network toma su guión (de Aaron Sorkin) de un libro del 2009 escrito por Ben Mezrich: The Accidental Billionaires: The Founding Of Facebook, A Tale of Sex, Money, Genius, and Betrayal, que como pueden deducir del nombre narra todo lo que conllevó la creación de una red social por Internet, una idea respaldada y cuya meta eran millones de dólares. Suena a algo que haría Scorsese.

He aquí el trailer recién lanzado hace un par de días. De hecho, les dejo dos: el teaser de hace unos meses, y el nuevo que ya incluye pietaje. Ese teaser se me hace uno de los mejores trailers en general que he visto en el año. Y he visto muuuuchoos. 😉

Puede haber mucho escepticismo aún, yo no estoy 100% seguro de que será una buena película (y así es el negocio), pero hay que reconocer que:

  1. La campaña publicitaria que empieza a tener la cinta es excelente.
  2. Esto no se ve nada mal.

Dirigida por David Fincher y estelarizada por Jesse Eisenberg, Andrew Garfield (el nuevo Spider-Man, ya deben saber), Justin Timberlake, Brenda Song, Rashida Jones, Joseph Mazzello, Max Minghella, y otros, The Social Network se estrena el 1 de octubre de 2010. (en EUA). Y recuerden: ‘You don’t get to 500 million friends without making a few enemies.’

Anuncios

WHAT IF………?

… supieras que te vas a morir en unas horas y tienes la oportunidad de escoger el último filme que verás en tu vida? ¿Cuál escogerías? ¿De qué género? Y más importante, ¿por qué?

Esto es meramente hipotético, pero resulta que es un buen ejercicio de reflexión, es casi cómo pensar en la película que mejor te define y que hayas visto. ¿O quizás arriesgarse y ver algo que nunca has visto? ¿Aquélla cinta que se te antojaba ver pero nunca te concretaste a verla? Sería tu última oportunidad. ¿A lo mejor te abres a recomendaciones? ¿Tu película favorita o la mejor que has visto (no siempre es lo mismo)?

Claro que suena casi imposible decidirse por una. Tendrías que quebrarte el cerebro y en eso ya se te fue el tiempo. Pero sólo pensémoslo por unos cuantos segundos y elige.

¿Yo? Sepa Cristo. Puedo reducir el número de opciones a una docena, pero aún así está mucho más difícil elegir entre esas. De entrada están The Empire Strikes Back (1980), The Lord of the Rings: The Return of the King (2003), The Godfather: Part II (1974); tomando en cuenta que para compactar más al grupito tengo que elegir sólo una si se trata de una saga o franquicia. Obviamente si se trata de terminar con broche de oro no podemos dejar de lado Gone With The Wind (1939), o Citizen Kane (1941), joyas del cine dorado. ¿Kubrick? Por supuesto. 2001: A Space Odyssey (1968) debe ser otra gran opción. Y si quiero que lo útlimo que vea sea algo de animación, no hay duda: The Lion King (1994). O algo suave, refrescante y ochentero. The Breakfast Club (1985), Back to the Future (1985), Ferris Bueller’s Day Off (1986), The Princess Bride (1987). Y por supuesto, la ciencia ficción: Alien (1979), Blade Runner (1982), Aliens (1986), todas ellas opciones fuertes y viables. Y luego está Nolan, cuya entera filmografía puede entrar al grupito sin problemas, pero debido a problemas de espacio (y tiempo) lo rebajamos a dos: The Prestige (2006), y The Dark Knight (2008).

Esas son sólo algunas de las tantas que podrían tener el cotizado honor. Y tú, ¿ya pensaste? ¿Kurosawa, Miyazaki, Tarantino, Hitchcock, Leone, Lynch, Cronenberg, Scorsese, Ang Lee, Fincher, Buñuel, de Palma, Coppola, Kazan, los Coen, Pixar? ¿Cuál sería el útlimo filme que verías?

Y ahora otra pregunta: ¿Con quién?


0 – 1

Ya sé que es un poquito tarde para esto, pero nos desviaremos tantito del cine, y felicitaremos a los cuatro equipos ganadores de la 2010 FIFA World Cup en Sudáfrica, cuyas participaciones fueron, lo que sea de cada quien, muy sobresalientes.

Los resultados fueron estos:

  • Final Match: Netherlands 0 – 1 Spain
  • Third Place Match: Uruguay 2 – 3 Germany

Curiosamente yo quería que la final fuera Uruguay vs Alemania, pero ya qué. Supongo que felicidades a la Furia Roja por ganar su primer mundial, a Holanda por su tercer segundo lugar en copas del mundo, a Alemania por su segundo tercer lugar consecutivo, y a Uruguay por su regreso a los mejores cuatro en varias décadas. Y ahora, a esperar a Brazil 2014. Mientras descansemos, pero debo decir que disfruté los 31 días de fútbol. Desgraciadamente no tuve la oportunidad de ver TODOS los 64 partidos, pero sí ví unos 35 o 40 lo que me dio un buen panorama de lo que fue este mundial. Es raro, pero ahorita parece que todo pasó muy rápido.

PD. Fue especialmente divertido descubrir por ahí entre los públicos de los partidos a alguna que otra celebridad de cine. Morgan Freeman estuvo presente en la final. Leonardo DiCaprio y Charlize Theron vieron en vivo Argentina vs Alemania (un GRAN partido de Alemania). Reitero felicitaciones a todos los 32 equipos, y en especial a los 4 finalistas.


¿Qué tan lejos deben ir los ‘spoilers’?

Desde anoche, y continuando por este día, ha habido una creciente discusión en Twitter sobre una escena en particular de Iron Man 2 que toma lugar después de los créditos. Como supondrán, la esperada cinta ya ha sido mostrada a cierta parte del publico que corresponde al mundo  de los websites, así como a muchas otras que asistieron, ya sea a las proyecciones en Los Ángeles (California), y Austin (Texas), o bien, a la première mundial que tomó lugar en la noche del lunes pasado en LA. Gracias a esto es que varios críticos y sitios ya han publicado sus reviews, lo cual está bien, pero otras más se han dispuesto a publicar imágenes coladas por la red que involucran y revelan totalmente la susodicha escena dentro de la cinta.

Si son de esas personas, como yo, muy al tanto de lo que sucede en la blogósfera relacionada al cine, recordarán que algo muy similar sucedió con la primera Iron Man hace dos años cuando por mucho tiempo se especuló sobre un posible cameo de Samuel L. Jackson como Nick Fury, director de la organización SHIELD, al final de los créditos de la cinta hablando con el protagonista, Tony Stark, acerca de la iniciativa Avengers. Después de varias dudas sobre si esto era verdad o no (las proyecciones tempranas no incluían esta escena), finalmente se descubrió que sí estaba ahí, lo que porporcionó un enorme spoiler al público.

Para los que no entienden muy bien el término, nos referimos como spoilers a cualquier aspecto dentro de la trama de una cinta que representa un momento muy importante en ella, y que por tanto, pretende funcionar como un elemento sorpresa para el espectador al momento de ocurrir en la cinta. Técnicamente, todo el filme debería ser un spoiler, y ciertamente lo es para muchas personas alejadas de los websites que de repente se topan con que una cinta ya se estrenó y se lanzan a verla, sin saber absolutamente nada de la trama. Naturalmente, los estudios proporcionan una pequeña sinopsis que encierra brevemente el argumento general, de qué se trata. Pero los aspectos concretos, los detalles son los que se consideran los spoilers. De tal manera que, si una cinta involucra la investigación de un asesinato, el asesinato como tal no es la sorpresa, sino quién fue el responsable. Es una línea muy delgada que existe para considerar algo como un spoiler o no, como también lo es el hecho de compartirlos con otras personas o no.

Este es un riesgo importante en la industria cinematográfica. Como director a cargo de una película, tu propósito es hacer que el público entre a una sala de cine y se sorprenda con lo que pongas en pantalla. Obviamente, con el ascenso del mundo cibernético hoy en día, los estudios lanzan trailer, imágenes, sitios, y demás, que sirven para promocionar sus filmes, pero que a su vez significan enormes spoilers. El arte por supuesto, si así lo quieren llamar, de realizar este marketing es vender el producto sin soltar mucho material. Sin embargo, y sobre todo con los ‘grandes estrenos’, llega un punto en que la red se ve invadida por un tsunami de pietaje en la forma de trailers y TV spots que, de juntar todo, representaría entre unos 15-20 min del tiempo total de la película. Ajá, aunque no lo crean, es bastante, o por lo menos con eso tienes un idea bastante clara de la trama.

Por supuesto, nunca faltan los geeks o los fanboys (y fangirls), que buscan deseperadamente cualquier tipo de información sobre alguna película en particular en realización, y luego la comparten. Yestá también el hecho de que algunos guiones robados aparezcan por ahí de vez en cuando. Cosas que, oficialmente, se pretenden dar a conocer más tarde.

La discusión de la que hablaba al inicio critica a algunos sitios -no daré nombres- que postearon la información, y uno de ellos en especial sin ningún tipo de advertencia, lo que causó gran enojo de los lectores. Pero el probelma no es realmente culpa de esto sitios, porque ellos obedecen la demanda de los fans y les dan lo que ellos quieren, aún cuando la vasta mayoría de lectores sólo se cubra los ojos y continúen con lo siguiente. Lo curioso es que precisamente esta gente que lee estos artículos con spoilers QUIEREN hacerlo y esán contentos con eso, y eso es un punto importante. Digo, si quieren evitarse la sorpresa en el cine, son libre de clickear y leer, ¿no? Siempre y cuando se mantenga una advertencia para los demás.

Está completamente perfecto que los sitios quieran compartir este tipo de información. Obviamente cualquier tipo de piratería es un NO absoluto, pero eso no quiere decir que no puedan arruinar experiencias. Y aquí llega la pregunta, ¿qué pueden reportar y qué no? ¿Dónde dibujas esa línea? Como alguien que tiene un espacio para también mostrar información relacionada con el cine; como alguien que cada vez entiende más este negocio blogosférico, quizas la respuesta tenga que ver con satisfacer a los lectores, siempre y cuando haya quienes busquen ese material y a quien lo provea, tomando las medidas necesarias de advertirte de antemano a la hora de encontrarte con algún spoiler, pero esto es sobre nosotros y ustedes los lectores.

¿Que tan lejos deben ir los spoilers? ¿Te gusta que tus sitios favoitos o cualquier otro postee puntos importantes o elementos sorpresa de la trama de alguna cinta? ¿O te gusta saber que esa información está ahí por si te animas a averiguar?

El otro aspecto es, ¿te sientes tentado a leer los spoilers? Personalmente, a mí me pasa seguido. Hace dos años no me pude controlar y quise averiguar todo lo posible de Iron Man antes de su estreno. Obviamente caí en la ya mencionada escena con el cameo de Samuel L. Jackson, y en muchas otras que definitivamente limitaron mucho la sorpresa a la hora de verla hace exactamente dos años. Casi. No había ninguna escena de la que no hubiera visto ya un pedazo, y si bien, la disfrute muchísimo de todas formas, todavía queda el si no hubiera. Esta vez he evitado al máximo que se repita con Iron Man 2 y he tenido bastante éxito. Prácticamente sólo he visto los dos trailersy ya, más varias imágenes que no representan mucho, lo que me ha permitido o más bien no me ha permitido unir los puntos para saber de antemano la trama con todo y lujo de detalles. Así que sólo me aguanto unas cuantas horas más y podré disfrutarla al máximo, espero.

Todo esto yo lo ligo mucho a la piratería y todo eso, que retractan al espectador de una experiencia satisfactoria. El año pasado, una copia ileal de X-Men Origins: Wolverine se coló en Internet y al instante salieron miles de comentarios y críticas sobre la cinta, semanas antes de su estreno. Como ya sabrán, muchas de ellas de parte de los fans. De esta manera, todos, o muchos, nos enteramos de que Deadpool había sido totalmente cambiado. Y en vez de decepcionarnos después de salir del cine, nos decepcionamos ANTES de entrar a él.

Y no sólo se trata de cintas basadas en cómics, aunque ciertamente son las que más sufren de esto, dada su enorme base de fans. Lo mismo sucede con la distribución retardada de algunas cintas a ciertos países como ocurrió con Where The Wild Things Are aquí en México, donde se estrenó casi medio años después que en EU. Yo no la ví. Después de tanto tiempo de espera inútil, se te quitan las ganas.

A lo que quiero llegar con todo este rant, es que precisamente ésa es la magia del cine. Disfrutar a lo máximo esa experiencia y sorprenderse. Si te gusta spoilerearte las películas está bien, pero intenta no hacerlo una vez. Es mejor ver algo que leerlo, o bien ver algo en una pantalla gigante a verlo en la pantalla de tu computadora. Dáte esa oportunidad y no sucumbas al lado oscuro de los spoilers. Y ya que hayas visto esa película, no se la spoilereés a los demás sin previo aviso. Disfruta el cine. Dicho eso, ¿ustedes qué piensan de todo esto? Definitivamente nuestra voz tiene voto en esto.


Review: The Imaginarium of Dr. Parnassus (2009)

4 out of 5

Summary: Lo que se presenta aquí no es comercial ni pretende ser un éxito, sino un medio que utiliza el director Terry Gilliam para expresar una paleta de extravagancias imaginativas que forman una emotiva fábula moral; perfecto pretexto para darle un último adiós a Heath Ledger. 

Iron Knight reviews Heath Ledger’s final film

De verdad intento no ligar esto a la trágica y sorpresiva muerte de unos de las mentes jóvenes más prometedoras del cine para esta nueva década. Se desvalora muchísimo el resultado de esta cinta como tal, y meto a la plática formulaica que surge cuando se habla de Parnassus. ¿Qué tal la última actuación de Heath Ledger? ¿Y cómo se nota? ¿Y por qué se fue a morir a mitad de la filmación? Y Ledger, y Ledger, y Ledger. Más notorio que en The Dark Knight (2008), donde su rol se esconde debajo de ese ya clásico maquillaje, la actuación de Heath como el enigmático Tony en Parnassus es una oda a Tánatos. Evitar pues, relacionarlo con su propia muerte es tonto e inevitable. Ésta es, después de todo, la verdadera última actuación de su carrera, su último trabajo, su último rol. No es la única muerte de este tipo, por supuesto, pero es una de las más sonadas e importantes del último par de años. Y siendo que al ver The Imaginarium of Dr. Parnassus, que precisamente toca estos temas, estamos influenciados enormemente por tal suceso, una crítica hecha y derecha no es factible.

A Terry Gilliam le tocó un proceso mucho más difícil y complicado que el que le tocó a Christopher Nolan. El material de Ledger filmado para Nolan ya estaba completo y sólo era cuestión de editarlo y agregarle sonido y todo lo que una postproducción conlleva. Pero Gilliam perdió a su protagonista, alguien que estaba a punto de dar un gran salto, y que sin duda era una pieza clave para la distribución de su nueva cinta, durante el rodaje, sin siquiera haber terminado su trabajo. Y a juzgar por el producto final, la interpretación de Ledger se quedó como en un 55-60%. Aquí el logro es, entonces, cómo Gilliam logró sobrepasar estos obstáculos y aún así entregar un filme bien construido y sólido, si bien lejos de lo que en algún momento se pudo haber tenido.

La filmografía de Gilliam está repleta de cintas poco convencionales, y The Imaginarium of Dr. Parnassus es una obra muy, muy personal, que tiene la pinta, para algunos, de ser un blockbuster. WRONG!! No es un blockbuster, ni por tantito. El señor Terry, más que invitar a un público a formar parte de una historia, te narra la fábula acompañada de una galería visual para que tú la entiendas a tu modo.

Debajo de todas esas imágenes, se encuentra el esqueleto del filme: Un hombre, Parnassus (Christopher Plummer) hace un pacto con el diablo, Mr. Nick (Tom Waits), en el que éste le otorga inmortalidad y juventud a cambio del alma de cualquier hijo que pudiera tener, al cumplir 16 años. En estas líneas se puede resumir la trama, pero Gilliam entrelaza otras historias menores, que al final distan mucho de dar una verdadera conclusión. Parnassus es dueño de un pequeño grupo teatral de entretenimiento, en el que se encuentran Anton (Andrew Garfield), un joven experto, el enano Percy (Verne Troyer), su mano derecha, y su hija, Valentina (Lily Cole), quien pronto pasará a pertenecer a Mr. Nick. Durante su camino hacia ningún lado, al cuarteto de lunáticos se les une Tony (Ledger), un hombre misterioso con algunos secretos que ayuda a Parnassus a ganar una nueva apuesta para salvar a su hija.

El estilo narrativo que utiliza Gilliam es algo que sólo él puede entender enteramente, esperemos, pero lo que nos deja saborear es un atractivo conjunto de ideas, imaginación, y magia, que evocan a la vida y la muerte, y el director nos presenta esa dualidad con bizarrería fantasiosa. Pero todo esto, se siente incompleto al final, tanto como el rol de Ledger. El cineasta se toma su tiempo para explicar muchos detalles y ahondar para ofrecer algo más de background, pero realmente no sucede mucho en términos generales. Artísticamente tiene mucho y es una maravilla, y tiene toda esta gama de recursos metafóricos y retóricos que el espectador con fuerte exigencia querrá entender del todo, aún si eso significa volver a visitar el Imaginarium. Y como tributo al amigo perdido a quien amorosamente está dedicada la cinta, Parnassus es un buen ejercicio para darse cuenta de lo mucho que tenía que ofrecer el fallecido actor que sorpresivamente encaja para aludir a tal trágico suceso. Y dicho sea de paso, también podemos dedicarle esta crítica, ¿no?

Johnny Depp, Jude Law, y Colin Farrell son quienes salvan el último papel de Ledger, y hacen su intento por llenar los zapatos de Tony. Honestamente, no aportan nada a la cinta, más que meramente otra manera de dar tributo. Ninguno de los tres resalta, aunque el director encuentra los momentos precisos para realizar las transformaciones. De hecho, la transición de Ledger a Depp fluyó perfectamente sin ninguna falla ni tropiezo. Personalemente, hallé los momentos con estos tres reemplazos irrelevantes y algo aburridos.

 El resto de las actuaciones ayudan a consolidar, unir y levantar la cinta, haciéndola en ocasiones muy disfrutable. La química entre los miembros del grupo hace sentir que se trata de una familia disfuncional. Lily aporta feminidad por supuesto, Plummer, paternidad, Andrew, fraternidad, y Verne Troyer se roba risas con sus humorísticos diálogos y su vocecilla. Tom Waits es frío, seco y calculador como la representación del diablo, así que ahí no hay problema.

Pero enfoquémonos en Parnassus por unos minutos, quien me pareció un personaje muy interesante. Parnassus es un hombre imperfecto a pesar de sus años de vida y sabiduría. Ha cometido errores, y los vuelve a cometer. No es un mago, ni un hechicero, pero algo sabe de esas mañas. Como todo humano, es tentado por el diablo, y fácilmente cede a sus caprichos. No es nuestro verdadero protagonista, empero. No hay protagonista a decir verdad. Parnassus es la causa de lo que vemos en pantalla, pero nunca toma un lugar importante dentro de ello. El anciano tiene que pagar por sus actos, lo mismo que Tony, otro hombre errado, si bien carismático y astuto. Tony es un Parnassus joven, lleno de éxito. Parnassus es un Tony viejo, arrepentido y dolido. Gilliam establece esta realidad muy sutilmente, y como realizador es un gran elemento.

The Imaginarium of Dr. Parnassus tiene mucho que sacarle. Es un cuento de niños para adultos, que nos hace soñar con lugares mágicos a dónde escapar, de los cuales, a fin de cuentas tenemos que volver, como Alice y Wonderland. Nuestra mente puede abarcar todo, justo como Parnassus y su Imaginarium. Cuando terminé de ver la cinta, recordé cómo es que el cine es inmortal. Todo dentro de esta industria es inmortal. Se plasman ideas, y esas ideas duran para siempre. Y esto nos lo transmite esta cinta en la forma de Heath Ledger. Cuando entra Johnny Depp a cuadro y recita las líneas: “Nothing is permanent. Not even death”, es un momento glorioso, casi mágico, que compara la juventud infinita en mortalidad de la Princesa Diana, Rudolph Valentino y James Dean. Estamos ante la escena más importante, significativa, emotiva y conmovedora de toda la cinta. El verdadero clímax. Un momento con gracia, modestia y dignidad que encierra el legado de Ledger con sentimiento, igual que la dedicación en los créditos finales.

El camino que representa el Imaginarium es hacia la purificación y la redención, y es una metáfora muy bonita para nosotros. Siempre podemos elegir pasar a través del Imaginarium para morir en paz y armonía. Al final de todo, The Imaginarium of Dr. Parnassus es una expresión de pecho de Terry Gilliam, y sí, como el último filme de Heath Ledger, será recordada con afecto.


Review: How To Train Your Dragon (2010)

4.5 out of 5

Summary: Inteligente, divertida y conmovedora, How To Train Your Dragon representa el mayor logro animado de DreamWorks, dándole digna competencia a Pixar.

 

Iron Knight reviews DreamWorks latest feaure film.

Debo aclarar lo mucho que aborrezco a DreamWorks, como casa productora de animación, últimamente. Sus cintas de animación tradicional fueron disfrutables, más nunca un encanto como Disney (por allá de los 90s), y cuando pasaron al CGI se desmejoraron mucho. Salvo Shrek (2001), Shrek 2 (2004), y Kung Fu Panda (2008), creo que es acertado argumentar que DreamWorks ha marcado strike tras strike, conectando un hit en las tres ocasiones mencionadas. Una de las razones principales de esta marcada diferencia entre Pixar y DreamWorks es que las cintas de ésta re-usan siempre los mismos chistes y gags. DreamWorks hace secuelas porque la primera fue exitosa, comercialmente hablando; Pixar las hace para dar más de lo que hizo tan genial a la original, y aún así, hacerla diferente. Por supuesto, con Pixar sólo existe un caso: Toy Story, que en dos meses se convertirá en trilogía. Eso, antes de que el próximo año nos lleguen con Cars 2. Tomando esto en cuenta, sabrán que mis ganas de ver Cómo Entrenar a Tu Dragón en esta primavera eran nulas. Vamos, ni los trailers ayudaban. Pensé que como muchas otras, sería más de lo mismo. Historia floja, humor cansado, animación y diseño aburrido. Pensé mal. Hay veces en que ni la crítica me ayuda a animarme a ver un filme, pero después de ver el -se puede decir- aclamo crítico que recibía la cinta en su estreno a finales del mes pasado, se me alzaron las cejas. ¿Podría DreamWorks en verdad haber hecho un buen trabajo esta vez? La respuesta la iba a averiguar por mí mismo, y en cuestión de días mi nivel de interés subió de 0% a -no miento, en serio- 150%.  En otras palabras, estaba súper hypeado. Y que me lanzo a verla.

Cuando terminó la cinta y salí de la sala de cine no lo podía creer. Les juro, sentí como si me hubieran echado un balde de agua fresca. Pocas son las veces en que una película me entretiene así y me deja pensando en ella varios días después de haberla visto. De cintas recientes que me han dejado el mismo efecto, podría mencionar a Up in the Air (2009), Star Trek (2009), y Iron Man (2008). Y casualmente las tres me encantan, así que How To Train Your Dragon puede entrar fácilmente en el club. Ojo, no quiere decir que sean mis películas favoritas. Más bien, es el hecho de que se pueden volver a ver una y otra vez sin ningún problema.

How To Train Your Dragon te pone al tanto de lo que ocurre en este mundo alterno imaginado por DreamWorks enseguida durante los primeros 5 min. o algo así. Tenemos que Hiccup (Hipo en español) es un muchachito que vive en la isla de Berk, llena de pobladores vikingos. Desgraciadamente, estos aldeanos sufren constantemente del ataque de dragones de diferentes tipos que buscan llevarse a las ovejas. Esto ha originado un odio hacia estas bestias por parte de los vikingos, gobernados por papá Hipo. No sé si esto sea un spoiler realmente, pero al diablo. El caso es que Hiccup, como todo joven tiene una ambición y es el sueño de ser un gran vikingo cazadragones un día. Y no sólo eso, sino ser el primero en matar a una Furia de Titanes, digo, Furia Nocturna: la especie más peligrosa que, sin embargo, nunca se ha visto. Cuando la cinta inicia, los dragones ya están atacando una vez más, y Hiccup hace lo posible por ayudar, a pesar del claro hecho de que a veces no le salen bien las cosas. Hiccup visualiza una figura borrosa en el cielo -la Furia Nocturna- y sale a intentar lograr lo imposible. Increíblemente, le logra lanzar una red con un cañón, y la bestia cae en algún lugar de la isla, pero en el acto, provoca más desorden en la aldea vikinga. Papá Hipo, furioso, no le cree que haya derribado a tal dragón, ni tampoco el resto del pueblo. Hipo entonces, sale en la búsqueda de su víctima. El resto quizás lo pueden deducir por ustedes mismos, y aunque la historia parece seguir un camino ya conocido, se da la libertad de ofrecer ligeras sorpresas.

Hiccup encuentra al dragón atrapado por la red, pero por alguna razón, no lo puede matar, y en vez, lo libera. Back in la aldea, papá Hiccup ordena a su hijo a iniciar el entrenamiento vikingo para aprender a cazar dragones mientras él mismo va a, bueno, cazar dragones. ¿Saben? Fuera de eso, no parece haber otra manera de ganarse la vida en Berk. Hiccup acepta a regañadientes sabiendo que nunca tendrá el valor para matar a un dragón cuando tenga la oportunidad, y que decepcionará a su padre. Pero en otra de sus escapadas, Hiccup se topa otra vez con la Furia Nocturna que había liberado en una especie de cañón geográfico. El animal está prácticamente atarpado ahí -ya verán por qué- y Hiccup se muestra curioso por aprender sobre ellos. Eventualmente los dos forjan una amistad y Hiccup lo llama Toothless (Chimuelo en español) en ironía. La cinta triunfa gracias a este par de protagonistas. Y para que uno o varios personajes hagan la diferencia se necesita que tengan alma. En especial las animaciones. Si no poseen un aire de credibilidad humana simplemente no funcionan. La relación que se desarrolla entre Hiccup y Chimuelo es fantástica. Obviamente sabemos de antemano que van a quererse y cuidarse mutuamente, pero la cinta se toma su tiempo para llegar allá sin ningún apuro. Particularmente las escenas entre ellos dos en el cañón son una delicia, y DreamWorks logra lo que Pixar ya ha hecho con maestría: invocar sentimientos mediante escenas sin diálogo. El hecho de que Chimuelo no hable es una de las decisiones mejor tomadas de los creadores. Y sin embargo, entendemos todo: los gestos, las miradas, el miedo, el jugueteo. Podría argumentar que Chimuelo es quizás el mejor personaje creado por DreamWorks. Pero de nada serviría si Hiccup no hubiera estado tal y como es. Aunque es el clásico héroe que empieza siendo nada y termina siendo todo, Hiccup es un gran protagonista con todo y sus defectos. Y para el final de la cinta, en donde hay un enorme pero conmovedor spoiler, vemos que Hiccup carga con la cinta sin problemas.

El doblaje de la cinta es bastante bueno. No se siente forzado, y no te retracta de lo que ocurre. Aunque siempre he dicho que un doblaje sirve mejor en una animación que en una live-action. ¿Por qué? Porque las animaciones son, precisamente animaciones. Dibujos caricaturescos. Las voces originales, que incluyen a Gerard Butler, Jay Baruchel, America Ferrera, y Christopher Mintz-Plasse, no se extrañan porque no estamos viendo a actores, a pesar de que algunos personajes puedan poseer una ligera semejanza física con sus portavoces. En live-action es diferente, pues estamos viendo a los actores reales, tan así que criticar una cinta de este tipo habiéndola visto doblada no puede ser un análisis completo, pues una actuación cambia totalmente su esencia. La actuación es mitad voz y mitad gestos. No sé entonces quiénes prestaron su voz para realizar este doblaje (algunas me sonaron conocidas), pero creo que hicieron un buen trabajo.

Pixar es el rey de la animación, pero no hay que descalificar el trabajo de DreamWorks. Sus animaciones, si bien en ocasiones menos amenas, están magníficamente trabajadas. En este rubro, Cómo Entrenar a Tu Dragón es también su mejor trabajo. La semejanza de diseño entre Chimuelo y aquél personaje odioso y tonto de Disney, Stitch es palpable, pero no dura mucho, porque luego te olvidas de eso. Chimuelo es mejor personaje que Stitch. Punto. Esto lo traigo a colación porque los directores de ambas cintas son los mismos: Chris Sanders, y Dean DeBlois. Y yo odio Lilo & Stitch (2002). Algunas escenas, sobre todo las de paisajes panorámicos mientras Hiccup vuela sobre Chimuelo son para romperle la madre a Avatar (2009), y sus propias escenas de vuelo. Se nota el trabajo fenomenal por parte de los artistas por lograr un filme visualmente abrumador, y hay que apluadirles el arriesgarse a animar humo, fuego y agua en la misma escena con éxito. Y ese clímax. Wow. No se los quiero spoilear, así que sólo diré que me dejó boquiabierto. Ya se figurarán, siendo que esto trata de dragones, pero esa escena final es algo que ni Pixar puede presumir de su decálogo de cintas. La flama de Chimuelo es otro diseño que realmente me gustó; muy cool.

En cuanto al 3D -parece que cada película ahora viene acompañado de este tema- no hay quejas. Al igual que con los doblajes la idea de una cinta animada en 3D siempre me ha parecido que vale más la pena que una live-action en 3D. Así que aquí lo recomiendo muchísimo sobre todo por el climax del que ya hable. O por todo más bien. No sé, es de esos filmes que sí valen la pena en tal formato. No te cansa, y realmente te ayuda a sumergirte en Berk, e incluso a sentirte más conectado y cercano a los sentimientos que ofrece la cinta. Y de aquí no volveré a ver nada en 3D hasta Toy Story 3 (2010), y luego hasta Tron Legacy (2010). Ustedes deberían tomar mi ejemplo. 🙂

En conclusión, How To Train Your Dragon es una película impecable. Como ya es costumbre, DreamWorks recicla algunos de sus chistes ya vistos con anterioridad en otras de sus producciones, pero por fortuna son bastante pocos. Sus mensajes son mucho más sutiles que Avatar (2009), y sin tanto embrollo, sus efectos rivalizan a cualquier otra producción, su música, cortesía de John Powell es emotiva y grata al oído (aún no me puedo sacar un tema de la cabeza), su historia es cautivadora y conmovedora -voy a ser lo suficientemente hombre para admitir que en algunos momentos mis ojos tornaron borrosos 😉 -, y todo eso forma parte de una increíble, entretenida y divertida experiencia cinematográfica como te aseguro no has vivido en lo que va del año. DreamWorks se sale de sus propios convencionalismos, con temas morales relevantes sobre todo para adultos (relación padre-hijo, tolerancia, amistad, responsabilidad, toma de decisiones, sacrificio, solidaridad). Algunos dirán que en el fondo, es muy oscuro para niños, pero el buscar ofrecer algo más siempre se agradece. Véla y cómprala cuando salga al mercado, porque esta es una verdadera joya. Quién sabe, quizás nos haga mejores personas, por lo menos un poco.


March: That’s a Wrap!

Que se acabó mi mes favorito. Marzo pasó volando como las nubes, como las naves, como las sombras. De repente ya llevamos un cuarto de año, pero todavía es muy temprano para rendirse; apenas vamos para el día número 100. ¿Qué lograron en este mes? ¿O mejor dicho qué se propusieron lograr? ¿Qué vivieron? Marzo 2010 sólo se vive una vez en la vida, y viéndolo de este modo, cada día es un día especial. Mañana, por ejemplo, será -adivinaron- 1º de abril de 2010, y nunca volverá a haber un 1º de abril de 2010. O al menos no en nuestro mundo.

Abril es uno de esos meses que vienen por igual. Ni me gusta ni lo odio. Sí, tengo preferencias por los meses. Acomodándolos acorde a ello, quedarían algo así: Marzo > Enero > Diciembre > Noviembre > Mayo > Junio > Abril > Julio > Febrero > Septiembre > Octubre > Agosto. Eso por ahora; quizás en algunos años cambie, pero agosto siempre será mi eterno enemigo. Y nada tiene que ver el regreso a clases, eso me viene valiendo. También se regresa a clases en enero después de Navidad, ¿no? ¿Y acaso enero me choca? No; no sabría describir bien el por qué desprecio tanto a agosto, pero ya hablaré de ello en su momento. Volviendo, abril está ligado, muy acertadamente, a la inocencia, y no es por el Día del Niño. Más bien se agarraron ésto para darle sentido a ese día. Así que sean inocentes amigos humanos y humanas.

Académicamente hablando, este mes termino otro año más de estudios. Mientras escribo esto, estoy en vacaciones gracias a la religión católica, y me quedarán escasamente 15 días de clases. Sé que me he dicho esto una y otra vez cada año -consecutivamente- pero lo vuelvo a decir: este año le ha ganado a todos los otros en velocidad. Todavía recuerdo con claridad no sólo el primer día de este año, sino el de los otros tres anteriores. Después entraré en un larguísimo período vacacional como jamás he tenido en mi vida. Escribir este post me hace dar cuenta que es el último wrap-up que escribo en este año académico. El futuro y el destino aguardan.

Pasando a lo social, mañana será el April Fool’s Day, así que quedan advertidos. Pero es el mes de la inocencia así que, ¿qué puede pasar? Have fun. Para los religiosos, los Católicos celebran su semana santa y de paso, nos dan unas cortas pero agradecidas vacaciones. Esto culmina, como ya saben, en la Pascua, la máxima festividad católica que este año toma lugar el domingo 4 de abril. Y eso es todo lo que sé.

En lo televisivo, inician dos series nuevas de cierto interés. Una es V, una especie de remake de una miniserie ochentera de sci-fi del mismo nombre sobre la llegada de una avanzada especie alienígena a la Tierra. La serie se estrenó en EU en noviembre y ha sido bien recibida. La otra es The Pacific, que se estrenó en EU este mes de marzo, producida por HBO, Steven Spielberg, y Tom Hanks que se ve bastante buena. Se trata de un miniserie de 10 episodios que narra los recuerdos de dos marines de EUA durante la Segunda Guerra Mundial. Habrá que checarlas.

Ahora, a lo que nos interesa. El cine. Una palabra: verano. Y ustedes dirán, ¡pero si apenas inició la primavera! Pues ni modo, porque la cuenta regresiva ya empezó, y este 30 de abril (aquí en México) se abre oficialemente la temporada veraniega con nuestro evento más esperado e importante del año, sí, incluso más que la Pascua: Iron Man 2. La espera de casi dos años ya casi ha terminado. De acuerdo a Jon Favreau (el director), la cinta ya está terminada completamente, y ahora vendrá el momento para premières y proyecciones que la llevarán a su inminente estreno mundial. En EUA, se estrena el 7 de mayo, así que aprovechemos. Pero antes de eso, hay que checar también otras cosas. En EUA, tienen a Clash of the Titans (2010) este 2 de abril, Kick-Ass (2010) el 16, The Losers (2010) el 23, y A Nightmare On Elm Street (2010) el 30, en la temporada pre-veraniega. En México, por fortuna de la @#$%&  nos quedamos con Where The Wild Things Are (2009) que por fin llega después de casi medio año de retraso el 1º de abril, seguida de The Imaginarium of Dr. Parnassus (2009) el 9 de abril (y hay que agradecer que POR LO MENOS llegan), Clash of the Titans el 16, y la susodicha Iron Man 2. Así que hay menú que devorar. Una vez más hay que mentársela a la distribución aquí.

Y ahora, al box-office, oséase la taquilla del mes que nos deja. OJO: los números son acordes a EUA y a su dollar.

  • Marzo 5-7: Alice in Wonderland (2010), que rompió bastantes récords, entre ellos el de mejor opening para una cinta que no es secuela, mejor opening de marzo, mejor opening de primavera, y mejor opening para una cinta en 3D, que se lo arrebató a Avatar (2009). ¿Cuánto ganó pues en su primer fin de semana? $116 millones. Este el sexto opening más grande en la historia.
  • Marzo 12-14: Alice in Wonderland (2010). $62 millones.
  • Marzo 19-21: Alice in Wonderland (2010). $34 millones.
  • Marzo 26-28: How To Train Your Dragon (2010). $43 millones. Decente opening para la más reciente produción de DreamWorks Animation, aunque un poco débil considerando el gran recibimiento de crítica (tiene 97% en Rotten Tomatoes).

Lo anterior le ha otorgado a la adaptación de los libros de Carroll el primer lugar en taquilla en lo que va del año, y ya es la número 40 de las películas más taquilleras en la historia. Esto es el resultado de una fórmula: Adaptación de una historia muy conocida y popular + Tim Burton + Johnny Depp + efectos visuales y 3D.

 Y ahora, por último, lo que se publicó aquí en marzo:

  1. Nuestra crítica de la más reciente producción de Peter Jackson, The Lovely Bones (2009), que parece ya haber pasado a la historia sin gloria.
  2. Por si no recuerdan, lo cual es muy probable, y aunque no lo crean, los Oscares ya pasaron y nos dieron unas cuantas sorpresas. Aquí puedes checar los resultados y los ganadores por si has estado viviendo bajo una roca durante los últimos meses y te los perdiste.
  3. Después de los Oscares, la notica más grande de aquella semana fue el lanzamiento de un nuevo trailer para la ya mencionada Iron Man 2. Emociónate y vélo.
  4. Nuestra crítica de Alice in Wonderland (2010), con todo y Jabberwocky. De seguro ya la viste para este entonces…
  5. Analizamos el teaser trailer de Tron Legacy, otra de las grandes y esperadas del año.
  6. Una encuesta más de lo Mejor de la Década, esta vez enfocándonos en el 2007. En abril acabaremos si ya los tiene hartos. 😉

Y nos despedimos por ahora, no sin antes desearles un buen inicio, desarrollo y fin de abril. Nos vemos en verano.

PD. Este mes habrá reviews de: Where The Wild Things Are, How To Train Your Dragon, The Imaginarium of Dr. Parnassus, Clash of the Titans, y por supuesto, Iron Man 2. También un Poster Trial, trailers y encuestas. Au revoir! 🙂

Atte. Iron Knight CEO & founder of The Film Galore ®.

Marzo 2010.