Of cinema and other drugs…

Review: The Imaginarium of Dr. Parnassus (2009)

4 out of 5

Summary: Lo que se presenta aquí no es comercial ni pretende ser un éxito, sino un medio que utiliza el director Terry Gilliam para expresar una paleta de extravagancias imaginativas que forman una emotiva fábula moral; perfecto pretexto para darle un último adiós a Heath Ledger. 

Iron Knight reviews Heath Ledger’s final film

De verdad intento no ligar esto a la trágica y sorpresiva muerte de unos de las mentes jóvenes más prometedoras del cine para esta nueva década. Se desvalora muchísimo el resultado de esta cinta como tal, y meto a la plática formulaica que surge cuando se habla de Parnassus. ¿Qué tal la última actuación de Heath Ledger? ¿Y cómo se nota? ¿Y por qué se fue a morir a mitad de la filmación? Y Ledger, y Ledger, y Ledger. Más notorio que en The Dark Knight (2008), donde su rol se esconde debajo de ese ya clásico maquillaje, la actuación de Heath como el enigmático Tony en Parnassus es una oda a Tánatos. Evitar pues, relacionarlo con su propia muerte es tonto e inevitable. Ésta es, después de todo, la verdadera última actuación de su carrera, su último trabajo, su último rol. No es la única muerte de este tipo, por supuesto, pero es una de las más sonadas e importantes del último par de años. Y siendo que al ver The Imaginarium of Dr. Parnassus, que precisamente toca estos temas, estamos influenciados enormemente por tal suceso, una crítica hecha y derecha no es factible.

A Terry Gilliam le tocó un proceso mucho más difícil y complicado que el que le tocó a Christopher Nolan. El material de Ledger filmado para Nolan ya estaba completo y sólo era cuestión de editarlo y agregarle sonido y todo lo que una postproducción conlleva. Pero Gilliam perdió a su protagonista, alguien que estaba a punto de dar un gran salto, y que sin duda era una pieza clave para la distribución de su nueva cinta, durante el rodaje, sin siquiera haber terminado su trabajo. Y a juzgar por el producto final, la interpretación de Ledger se quedó como en un 55-60%. Aquí el logro es, entonces, cómo Gilliam logró sobrepasar estos obstáculos y aún así entregar un filme bien construido y sólido, si bien lejos de lo que en algún momento se pudo haber tenido.

La filmografía de Gilliam está repleta de cintas poco convencionales, y The Imaginarium of Dr. Parnassus es una obra muy, muy personal, que tiene la pinta, para algunos, de ser un blockbuster. WRONG!! No es un blockbuster, ni por tantito. El señor Terry, más que invitar a un público a formar parte de una historia, te narra la fábula acompañada de una galería visual para que tú la entiendas a tu modo.

Debajo de todas esas imágenes, se encuentra el esqueleto del filme: Un hombre, Parnassus (Christopher Plummer) hace un pacto con el diablo, Mr. Nick (Tom Waits), en el que éste le otorga inmortalidad y juventud a cambio del alma de cualquier hijo que pudiera tener, al cumplir 16 años. En estas líneas se puede resumir la trama, pero Gilliam entrelaza otras historias menores, que al final distan mucho de dar una verdadera conclusión. Parnassus es dueño de un pequeño grupo teatral de entretenimiento, en el que se encuentran Anton (Andrew Garfield), un joven experto, el enano Percy (Verne Troyer), su mano derecha, y su hija, Valentina (Lily Cole), quien pronto pasará a pertenecer a Mr. Nick. Durante su camino hacia ningún lado, al cuarteto de lunáticos se les une Tony (Ledger), un hombre misterioso con algunos secretos que ayuda a Parnassus a ganar una nueva apuesta para salvar a su hija.

El estilo narrativo que utiliza Gilliam es algo que sólo él puede entender enteramente, esperemos, pero lo que nos deja saborear es un atractivo conjunto de ideas, imaginación, y magia, que evocan a la vida y la muerte, y el director nos presenta esa dualidad con bizarrería fantasiosa. Pero todo esto, se siente incompleto al final, tanto como el rol de Ledger. El cineasta se toma su tiempo para explicar muchos detalles y ahondar para ofrecer algo más de background, pero realmente no sucede mucho en términos generales. Artísticamente tiene mucho y es una maravilla, y tiene toda esta gama de recursos metafóricos y retóricos que el espectador con fuerte exigencia querrá entender del todo, aún si eso significa volver a visitar el Imaginarium. Y como tributo al amigo perdido a quien amorosamente está dedicada la cinta, Parnassus es un buen ejercicio para darse cuenta de lo mucho que tenía que ofrecer el fallecido actor que sorpresivamente encaja para aludir a tal trágico suceso. Y dicho sea de paso, también podemos dedicarle esta crítica, ¿no?

Johnny Depp, Jude Law, y Colin Farrell son quienes salvan el último papel de Ledger, y hacen su intento por llenar los zapatos de Tony. Honestamente, no aportan nada a la cinta, más que meramente otra manera de dar tributo. Ninguno de los tres resalta, aunque el director encuentra los momentos precisos para realizar las transformaciones. De hecho, la transición de Ledger a Depp fluyó perfectamente sin ninguna falla ni tropiezo. Personalemente, hallé los momentos con estos tres reemplazos irrelevantes y algo aburridos.

 El resto de las actuaciones ayudan a consolidar, unir y levantar la cinta, haciéndola en ocasiones muy disfrutable. La química entre los miembros del grupo hace sentir que se trata de una familia disfuncional. Lily aporta feminidad por supuesto, Plummer, paternidad, Andrew, fraternidad, y Verne Troyer se roba risas con sus humorísticos diálogos y su vocecilla. Tom Waits es frío, seco y calculador como la representación del diablo, así que ahí no hay problema.

Pero enfoquémonos en Parnassus por unos minutos, quien me pareció un personaje muy interesante. Parnassus es un hombre imperfecto a pesar de sus años de vida y sabiduría. Ha cometido errores, y los vuelve a cometer. No es un mago, ni un hechicero, pero algo sabe de esas mañas. Como todo humano, es tentado por el diablo, y fácilmente cede a sus caprichos. No es nuestro verdadero protagonista, empero. No hay protagonista a decir verdad. Parnassus es la causa de lo que vemos en pantalla, pero nunca toma un lugar importante dentro de ello. El anciano tiene que pagar por sus actos, lo mismo que Tony, otro hombre errado, si bien carismático y astuto. Tony es un Parnassus joven, lleno de éxito. Parnassus es un Tony viejo, arrepentido y dolido. Gilliam establece esta realidad muy sutilmente, y como realizador es un gran elemento.

The Imaginarium of Dr. Parnassus tiene mucho que sacarle. Es un cuento de niños para adultos, que nos hace soñar con lugares mágicos a dónde escapar, de los cuales, a fin de cuentas tenemos que volver, como Alice y Wonderland. Nuestra mente puede abarcar todo, justo como Parnassus y su Imaginarium. Cuando terminé de ver la cinta, recordé cómo es que el cine es inmortal. Todo dentro de esta industria es inmortal. Se plasman ideas, y esas ideas duran para siempre. Y esto nos lo transmite esta cinta en la forma de Heath Ledger. Cuando entra Johnny Depp a cuadro y recita las líneas: “Nothing is permanent. Not even death”, es un momento glorioso, casi mágico, que compara la juventud infinita en mortalidad de la Princesa Diana, Rudolph Valentino y James Dean. Estamos ante la escena más importante, significativa, emotiva y conmovedora de toda la cinta. El verdadero clímax. Un momento con gracia, modestia y dignidad que encierra el legado de Ledger con sentimiento, igual que la dedicación en los créditos finales.

El camino que representa el Imaginarium es hacia la purificación y la redención, y es una metáfora muy bonita para nosotros. Siempre podemos elegir pasar a través del Imaginarium para morir en paz y armonía. Al final de todo, The Imaginarium of Dr. Parnassus es una expresión de pecho de Terry Gilliam, y sí, como el último filme de Heath Ledger, será recordada con afecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s