Of cinema and other drugs…

Review: Up in the Air (2009)

5 out of 5

 

 

Summary: Up in the Air invita a la reflexión del público con sus mensajes, evitando caer en lo pretencioso, acompañados de una dirección tremenda de Jason Reitman y el enorme carisma de sus protagonistas.

Iron Knight reviews Up in the Air.

¿Qúe es la vida? O más bien, ¿qué momentos hacen de una vida algo memorable? ¿Cuál es su propósito de ella? ¿Cuál es TU propósito? Todos tenemos una forma de ver y de manejar nuestras vidas. Hacemos cantidades de cosas cada día -algunas irrelevantes-, conocemos miles de personas, y llevamos como sea un ritmo diario, que nos caracteriza, fuera de nuestro físico. Cada quien es dueño de su propia vida y cada quien la vive como quiere, en la mayoría de los casos. Y de vez en cuando, nuestra felicidad se ve impedida por nuestra misma forma de vida. Ésta es una de los temas que toca, ahora sí tengo un argumento válido, una de las mejores películas del año pasado, Up in the Air (2009), un drama algo ligero sobre los problemas existenciales de un hombre que, literalmente, se la vive en el aire, basada en la novela homónima del 2001 de Walter Kirn.

Ryan Bingham se gana la vida despidiendo a gente de sus trabajos en compañías por todo el país, donde sus jefes son demasiado cobardes para hacerlo ellos mismos. A causa de esto, viaja constantemente de un lugar a otro sin tener tiempo de hacer conexiones con otras personas, incluyendo a su propia familia, de quien está bastante apartado. Esto sin embargo, no le importa, porque su única y verdadera meta es alcanzar una cifra de 10 millones de millas recorridas en puro avión, algo que sólo 6 personas han logrado. Su filosofía de la vida no involucra ningún tipo de compromiso, y sus incesantes viajes le han llevado a ver a los aeropuertos como su verdadero hogar. Además, de vez en cuando, ofrece conferencias de motivación, en donde invita a la gente a liberarse de las relaciones con personas y cosas que les impidan vivir su vida plenamente. Desde aquí nos queda claro que Ryan es un tipo solitario, e irónicamente, rodeado a la vez de miles de personas. Se dedica a viajar y despedir, una rutina que le acomoda sin ninguna señal de queja. Un estilo de vida en el que se siente a gusto. Ésto, hasta que suceden dos grandes eventos.

¿De cuál hablamos primero? Uno es referente a su trabajo, y el otro, al amor, pero, a fin de cuentas, las dos se cruzan, poniendo a Ryan en un camino desconocido para él: las relaciones sociales.

Hablaremos primero sobre el del amor, porque, linealmente, ocurre primero en la cinta. En uno de sus tantos viajes, Ryan se topa con una mujer, Alex, cuyo trabajo (que no queda del todo claro) la obliga a viajar tanto como él. Al conocerse, comienzan una relación casual, en donde sólo se ven cuando sus viajes se los permiten. Ryan se siente atraído por Alex, y ella por él; pareciera que, por sus formas de vida, su compatibilidad fuera exacta. La relación crece, y Ryan la lleva a la boda de su hermana, redimiéndose a la vez, de su ausencia en la familia. Pero para este punto hay que discutir un poco sobre lo otro, el repentino cambio en su trabajo.

En una de sus tantas idas, Ryan es contactado a regresar a casa, en Omaha, Nebraska, para una junta de trabajo, en donde Natalie Keener, una joven ambiciosa ha ideado una nueva manera de llevar a cabo los despidos de la gente, por medio de Internet. Esto representa un ahorro considerable económicamente hablando, y quita la necesidad de enviar personas a hacer el trabajo. Ésto enfurece a Ryan, cuya cómoda rutina de vida se ve amenazada, y lo lleva a argumentar que Natalie no conoce nada del proceso de trabajo, para lo que su jefe lo manda a continuar despidiendo gente cara a cara y enseñarle a Natalie, mientras se aprueba el nuevo método. Natalie se da cuenta de lo vacía que es la vida de Ryan y constantemente cuestiona su filosofía, pero asimismo, aprende lo que verdaderamente significa su trabajo. He aquí uno de los grandes aspectos de la historia. Durante el filme hemos observado que Ryan es, digamos frío, a la hora de ejecutar su trabajo, algo que Natalie es incapaz de ser por más que los intente. Mientras que Ryan deja a un lado sus sentimientos para evitar afectarse por la cantidad de veces que despide a las personas, Natalie no puede, y eventualmente cuestiona su mismo empleo. <-SPOILERS ADELANTE (selecciona el texto si quieres leerlo)-> En uno de esos tantos despidos, Natalie y Ryan se topan con una mujer, quien se suicida por perder su empleo, y Natalie queda emocionalmente devastada y renuncia a su empresa. Por otro lado, Ryan descubre que Alex es en verdad una mujer casada y con hijos, quien sólo ve en Ryan una vía de escape de su rutina diaria, enfatizando una vez más las diversas formas de vida de cada persona. <-FIN DE SPOILERS-> Ryan queda devastado también, y en medio de su soledad, logra llegar a su meta de millas recorridas, pero para ese entonces, el sueño ya no resulta tan agradable. Nuestro protagonista para ese momento, ha realizado un viaje emocional, que cambia por un momento su vida. ¿De qué sirve pues, lograr algo tan superficial y númerico como recorrer 10 millones de millas, cuando tus sentimientos están impedidos de recorrer cualquier distancia?

Jason Reitman y Sheldon Turner logran imprimir en el guión factores de enorme peso en la actualidad. En primer lugar, y el más obvio, el desempleo. Miles de personas pierden su trabajo cada año, y la economía anda por los suelos. Pero a pesar de esto, hay gente a la que le importan más otras cosas. Como bien dicen en el filme, hay muchos beneficios que el dinero te da, te puede dar comodidad en tu casa, te puede ofrecer calefacción, pero nada es mejor que el calor que te ofrecen tus seres queridos. Cierto, la gente se puede aislar si quiere, pero los mejores momentos en la vida nunca se pasan solos. La obsesión de Ryan por su trabajo, y más aún, por recorrer sus millas está presente durante toda la cinta, y en ningún momento le ofrece algo verdaderamente valioso. Por otro lado, está el hecho del dominio de las máquinas sobre todo. La innovadora idea de Natalie resultaba práctica y efectiva en muchas cosas, pero limitaba a las personas a interactuar físicamente con el mundo. Las máquinas hacen ahora nuestro trabajo, ¿y mientras nosotros qué? ¿Llegaremos a una vida como en WALL-E (2008)? Reitman y Turner se lanzan con muchas ideas para el público para reflexionar y en ninguna de ellas se trastabillan. Mezclan humor acertado, con un drama complejo, pero ligero con el que la gente fácilmente se puede identificar. Hay algunas fallitas por ahí, empero.

George Clooney, Vera Farmiga y Anna Kendrick son las estrellas de la película. Gracias a ellos, podemos disfrutarla, porque le brindan muchísimo carisma a sus papeles. El guión fue escrito por Reitman pensando exactamente en ellos. El peso principal lo tiene obviamente Clooney, y de hecho él es quien verdaderamente triunfa, me atrevería a decir, lo mejor de la cinta, en donde todo es excelente. Sólo alguien como él hubiera podido llevar a pantalla un personaje complicado, con el que, a pesar de lo cuestionable de su vida -¿quién puede vivir despidiendo gente?- establecemos una simpatía común. Vera y Anna, como Alex y Natalie respectivamente, se unen a Clooney para formar un trío con muy buena química entre ellos, y ahora no me cabe duda sobre sus nominaciones al Oscar. Kendrick demuestra que fuera de Twilight, ella sí tendrá una carrera. Sí, te hablo a ti Taylor Lautner. Y a ti también, Pattinson. Pero en especial a tí, Lautner. Estúpido, baboso.

Estamos ante el tercer filme de Reitman, y por lo pronto, va invicto. Definitivamente va a crecer con el paso del tiempo. Con sólo 32 años de edad, ya es favorito de la Academia, y esperamos con ansias otra nueva cinta. Por cierto, su elección de música para la cinta es muy disfrutable, y si quieren checar la canción del mismo título que ésta, les recomiendo seguirse a los créditos. Y si no lo captaron durante toda ésta crítica, se los diré de forma clara y directa: VÉANLA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s