Of cinema and other drugs…

Spider-Man goes back to basics

Seguramente ya todos saben de la no tan inesperada, pero igualmente impactante noticia acerca de los nuevos planes de Marvel y Sony para la franquicia multimillonaria de ésta. Después de algunos retrasos para iniciar producción (originalmente se planeaba filmar en febrero o marzo), el director Sam Raimi y compañía cortaron lazos con Sony y compañía referentes al futuro del superhéroe arácnido que todos conocemos, y se fueron del proyecto que sería Spider-Man 4. De por sí, la planeación de éste no tomó vuelo tan rápido como debía haber sido si en verdad querían continuar, pero por supuesto, ¿quién tendría ganas de continuar enseguida después de lo decepcionante de aquella tercera parte abarrotada de villanos? Raimi mismo aseguró que no había poseido completo control creativo sobre Spider-Man 3 (2007), lo que había causado que los ejecutivos le hicieran meter a la fuerza a Venom, cuya aparición aún no se tenía prevista por el director. Durante todo el año pasado, fue cuando inició todo el rollo del proceso del guión para una cuarta parte, a la cual ya pocos le tenían confianza, y Raimi prometió luchar esta vez por tener control creativo. Y quizás lo tuvo, hasta hace algunas semanas.

Al finalizar el 2009, un guión ya se tenía listo, y por lo que se decía, incluía a dos villanos: Vulture, y Felicia Hardy, sólo que ésta no se convertiría en Black Cat, sino en algo nuevo, Vulturess (no m*m*n). Se rumoraba que John Malkovich y Anne Hathaway los interpretarían, y asimismo, se pensó que Hardy representaría una nueva especie de interés romántico de Peter, y que en tal caso, sería respaldado por la muerte de Mary Jane. Obviamente, para este entonces, tanto Tobey Maguire como Kirsten Dunst ya estaban seguros, e incluso Dylan Baker, quien interpretó al Dr. Curt Connors (más tarde The Lizard), afirmó regresar, lo que pusó en aire la posibilidad de verlo por fin convertirse en tal villano.

Esto es algo pendiente que dejará Raimi...

Llegó el 2010, y el proyecto comenzó a tener problemas. Ahora aquí voy a hacer una declaración. Desde que empezaron a barajar las cartas, y mientras llegaba alguna que otra actualización del status del guión, jamás sentí que relamente tuvieran interés en hacer realidad y sacar adelante el proyecto. Raimi acababa de terminar Drag Me To Hell (2009), una cinta menor y más ligera que la trilogía del arácnido, y que además fue bien recibida por la crítica, y le andaba poniendo los ojos a un filme basado en el universo de los videojuegos Warcraft, con el cual sigue en negociaciones. Parecía que Raimi había accedido a una cuarta entrega del arácnido sólo por lealtad al personaje, más ya no por interés propio. No había entusiasmo, ni convicción en el proyecto. Además, con otros personajes de Marvel a punto de tener sus primeros filmes, Spider-Man 4 se veía como un capricho de Sony por volver al cielo con enormes ganancias. Después de todo, The Dark Knight (2008) había derrotado a Spider-Man 3 (2007) como el filme de superhéroes más taquillero y exitoso en la historia, título que aún mantiene. Y una vez más, había discusiones sobre los villanos que aparecería en el filme, lo que originó que Raimi ordenara un chequeo en el guión, y de ser necesario, re-escribirlo. Esto ocasionó que Spider-Man 4 perdiera su medio establecido calendario de producción, y la productora le puso en una espera que pintaba a ser larga. Los días pasaron, y el rumor de Hathawayse desmintió, mientras que el de Malkovich tomó fuerza y su incursión en la saga parecía un hecho, dado que había anunciado que esperaba recibir la versión final del guión. Por supuesto, nunca la recibió, porque un par de días después, el lunes 11 de enero, Sony anunció la desbaratación de los planes para Spider-Man 4. Puesto que el proyecto tomaría más tiempo del que querrían mientras estuviera Raimi al mando, el estudio lo mandó a volar, y puso en marcha su plan B que tenía guardadito por si se necesitaba. Y así lo hicieron: Sony anunció también que la franquicia tomaría un nuevo camino mediante un reboot, en el cual un Peter mucho más joven se encontraría aún estudiando en la preparatoria. Cuando leí esto, no supe qué pensar, salvo: “Qué reverenda estupidez”. Sony me ha perdido. Después de pensarle le agarré coraje a la noticia, porque no dejaba de ser, para mí, una mentada de madre al estupendo trabajo hecho por Raimi y compañía en los primeros dos filmes. ¡UN REBOOT! ¡Qué infamia! Enseguida, las preguntas obligadas se hicieron: ¿Quién sería el nuevo director? ¿Quién sería el nuevo actor en ponerse el traje del héroe?

Adiós a esta parejita. ¿Quiénes les sucederán?

Pero fuera de eso, lo que yo me pregunté fue: ¿Realmente necesitamos ver una historia de origen otra vez? Rebootear una historia no es nada fácil, pero si se encuentra al director correcto, se puede lograr muy bien. Christopher Nolan hizo lo que parecía imposible hace casi 5 años con Batman Begins (2005): darle vida al personaje, después haberlo matado literalmente con Batman & Robin (1997), gracias a Schumacher. Y ya sabemos cómo le fue al personaje. Asimismo, también en el área de los cómics, Louis Leterrier, dirigió un reboot exitoso, The Incredible Hulk (2008), que le dio la espalda a lo hecho en Hulk (2003). El año pasado, J.J. Abrams rebooteó con maestría la moribunda saga de sci-fi, con Star Trek (2009), complaciendo a antiguos seguidores y a nuevos incursionistas. Pero el que se lleva las palmas es Martin Campbell, quien ha rebooteado no una, sino dos veces la interminable franquicia de James Bond, primero con Pierce Brosnan en GoldenEye (1995), y una década después con Daniel Craig, en Casino Royale (2006); ambas cintas siendo las mejores de sus actores correspondientes como el agente secreto. La lógica sería negociar con él, pero resulta que el director se encuentra preparándose para filmar Green Lantern (2011), en marzo, con Ryan Reynolds y Blake Lively. Pero volvamos a la primera pregunta que creo no contesté. No creo que el público quiera volver a ver a Peter Parker dándose cuenta de sus poderes y aprendiendo a utilizarlos. Tampoco digo que el personaje deba quedarse sólo con esas tres películas. Después de todo, Maguire ya está viejo para el rol, por lo que regresar al cast original no es una idea buena. Creo que lo más importante es el tiempo. Las tres películas aún están muy frescas en nuestras mentes; las recordamos muy bien y algunos las hemos visto múltiples veces. El reboot se planea estrenar en el verano de 2012, compitiendo contra The Avengers, que habre la temporada el 4 de mayo. Para ese entonces, apenas y habrá una década de diferencia entre la orginal y ésta. Claro, si no hubieran sido tan gustosas del público, nadie dudaría en ir a ver un reboot. De ese modo, la gente recibió bien al nuevo Batman, a pesar de 8 años de diferencia con la anterior. Pero si nos vamos a la última de Spider-Man por muy mala que haya sido, serían apenas 5 años, lo mismo que hubo entre ambas versiones de Hulk, pero éste carecía de un fuerte respaldo de fans, puesto que 1 filme no hará más popular a un personaje que 3 filmes. En conclusión, Sony necesitará mucha suerte para salir adelante con un nuevo Spider-Man. He aquí su anuncio oficial de prensa, cortesía de Deadline Hollywood:

Culver City, CA (January 11, 2010) — Peter Parker is going back to high school when the next Spider-Man hits theaters in the summer of 2012. Columbia Pictures and Marvel Studios announced today they are moving forward with a film based on a script by James Vanderbilt that focuses on a teenager grappling with both contemporary human problems and amazing super-human crises.

The new chapter in the Spider-Man franchise produced by Columbia, Marvel Studios and Avi Arad and Laura Ziskin, will have a new cast and filmmaking team. Spider-Man 4 was to have been released in 2011, but had not yet gone into production.

“A decade ago we set out on this journey with Sam Raimi and Tobey Maguire and together we made three Spider-Man films that set a new bar for the genre. When we began, no one ever imagined that we would make history at the box-office and now we have a rare opportunity to make history once again with this franchise. Peter Parker as an ordinary young adult grappling with extraordinary powers has always been the foundation that has made this character so timeless and compelling for generations of fans. We’re very excited about the creative possibilities that come from returning to Peter’s roots and we look forward to working once again with Marvel Studios, Avi Arad and Laura Ziskin on this new beginning,” said Amy Pascal, co-chairman of Sony Pictures Entertainment.

“Working on the Spider-Man movies was the experience of a lifetime for me. While we were looking forward to doing a fourth one together, the studio and Marvel have a unique opportunity to take the franchise in a new direction, and I know they will do a terrific job,” said Sam Raimi.

“We have had a once-in-a-lifetime collaboration and friendship with Sam and Tobey and they have given us their best for the better part of the last decade.This is a bittersweet moment for us because while it is hard to imagine Spider-Man in anyone else’s hands, I know that this was a day that was inevitable,” said Matt Tolmach, president of Columbia Pictures, who has served as the studio’s chief production executive since the beginning of the franchise. “Now everything begins anew, and that’s got us all tremendously excited about what comes next. Under the continuing supervision of Avi and Laura, we have a clear vision for the future of Spider-Man and can’t wait to share this exciting new direction with audiences in 2012.”

“Spider-Man will always be an important franchise for Sony Pictures and a fresh start like this is a responsibility that we all take very seriously,” said Michael Lynton, Chairman and CEO of Sony Pictures. “We have always believed that story comes first and story guides the direction of these films and as we move onto the next chapter, we will stay true to that principle and will do so with the highest respect for the source material and the fans and moviegoers who deserve nothing but the best when it comes to bringing these stories and characters to life on the big screen.”

The studio will have more news about Spider-Man in 2012 in the coming weeks as it prepares for production of the film.

El cambio de fecha de estreno, ha permitido poner a Thor como apertura del verano, el 6 de mayo de 2011, y a Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides, el 20 de mayo. Bien podría saltar al aire y hacerse realidad la idea de ver este reboot en 3D, puesto que ahora es muy cotizado, pero quién sabe. Eso sí, tendrán que irse con otros villanos que aún no hayan visto la luz de la pantalla grande. El único que les perdonaríamos re-usar sería Venom, que merecía mucho más. Quizás ahora veremos personajes como Shocker, Electro, el anteriormente mencionado, Vulture, Lizard, y hasta Carnage  lo mejor. Hace unos días se rumoreó que Marc Webb estaba en la lista de Sony para dirigir. Por si no saben, éste tipo realizó (500) Days of Summer (2009), una excelente película. La comedia utilizada en ese filme podría servir a Webb de ser realmente elegido, pero a este punto, ya no me interesa mucho lo que hagan o no con el proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s