Of cinema and other drugs…

Review: Sherlock Holmes (2009)

4 out of 5

 

 

Summary: Con una buena dosis de acción y suficientes neuronas, Sherlock Holmes es un efectiva y entretenida reinvención del personaje.

Iron Knight reviews Sherlock Holmes

Para empezar bien el año, y (personalmente) romper el récord de filmes vistos en cine del año pasado, me lanzé a ver el nuevo filme de Guy Ritchie reinventando al detective en la mañanita del 1 de enero. La función, para mi sorpresa, se llenó considerablemente, y el público conectó con el filme smoothly. La experiencia pudo haber ascendido a las nubes y a niveles orgásmicos de haber tenido la oportunidad de ver, tal como lo gozaron mis compadres gringos, el trailer de Iron Man 2 antes de la cinta. Demonios.  Pero aún así me emocioné mucho por ver el de mi esperada Clash of the Titans, que la vengo siguiendo desde hace medio año, y el de The Wolfman, cuyas expectativas me han bajado gracias a sus continuos cambios de estreno. Y hubo otro pero ni me acuerdo cúal fue. Seguramente era mediocre. Ya podemos decir que este año se estrenan todas ésas, pero por lo pronto iniciemos con una nueva versión de Sherlock Holmes, creado por Sir Arthur Conan Doyle.

Sherlock Holmes (2009) se enfoca fundamentalmente en dos cosas: Robert Downey Jr., y acción. Guy Ritchie es, a fin de cuentas, un hombre de acción CON cerebro, a diferencia del Sr. Bay, y utiliza sus recursos característicos para darle nueva vida al personaje, sin privarlo de sus dotes mentales para resolver los casos, lo que lo hace en un principio más accesible a la demanda actual de la gente. Aquí es donde entra Tony St……..errr…. Robert Downey Jr., quien se encarga de cargar con un protagónico sin inclinarlo demasiado a la acción o al humor. Downey Jr., cuya carrera dio un muy necesitado empujonazo con Iron Man (2008), muestra una vez más gran talento en pantalla, haciendo al personaje casi suyo. Su nominación al Globo de Oro es acertada, pero una victoria no lo sería. Claro que algunos querrán premiarlo al no tener ahora un Heath Ledger en el camino. ¿Por qué digo que no es perfecto en el papel? Porque sentí que a veces se sobreesforzaba por lograr simpatía con el público. Quizás en las inevitables secuelas, se establezca bien de lleno como Holmes. Pero su actuación sigue siendo lo mejor del filme, eso que ni qué.

EL buddie de Homes, el Dr. Watson es interpretado, como saben, por Jude Law. Al igual que con Downey y McAdams, su inclusión dentro de la cinta en un inicio no me animó tanto. Esos pensamientos se esfumaron tan pronto como aparecieron en pantalla interactuando con entre ellos. La química entre Law y Downey resultó, para mi sorpresa, otro gran factor para el éxito del filme. Law no se deja opacar por Downey, y muy lejos, de poner a Watson como causante de humor, lo hace ver tan interesante y útil como el mismo detective. Su relación con Mary durante el filme, que tiende al matrimonio, es un puntito débil en la historia en general, pero contrasta correctamente con el carácter y forma de vida de Holmes.

Rachel McAdams otorga belleza y elegancia, pero no por nada su papel es justamente lo más débil del filme. Y no es cuestión de ella, es cuestión del guión. Su personaje y sus escenas no logran encajar del todo, e Irene Adler se ve más como un medio -bien usado hasta eso- para introducir al Profr. Moriarty, némesis de Holmes al público. A pesar de su enorme diferencia de edad con Downey Jr., que fue lo que en un momento me hizo dudar, la relación entre ambos personajes es sutilmente manejada, aunque no muy bien establecida. Para los seguidores del detective en sus novelas e historietas quizás esto no represente problema, pero para otros sí.

Lord Blackwood es el villano de la historia y, justo como McAdams, es el personaje, y no Mark Strong, quien posee las fallas que lo hacen sentir debilucho frente al hilo de la historia. Cierto, su personaje es importante en ella, pero su fin es poco relevante. Mark Strong, como siempre es una palomita y su trabajo es en términos generales, bueno. Pudo haber sido mejor. Blackwood inicia siendo alguien temible y macabro y conforme avanza la cinta, disminuye su sustancia, terminando en alguien totalmente olvidable. Quizás eso se deba en parte a su demasiado temprana introducción, que valga la redundancia, carece de introducción, lo que nos deja asumir ciertas cosas del personaje que nunca se vuelven claras. Un villano como él, que resulta un farsán, pierde su esencia.

Sin embargo, hay puntos buenos para la cinematografía y el vestuario, muy acertados ambos, así como para la música del maestrazo Hans Zimmer, una delicia como siempre, que hace muy ameno al filme. Y el guión en sí contiene elementos ingeniosos. Voice-off, flashbacks efectivos, y un buen ojo para tomar en cuenta ciertos detallitos que ayudan a proveer de coherencia a tal. Y por supuesto, y a diferencia de Avatar, poco predecible.

Guy Ritchie libra una cinta que pudo haber fracasado en las manos equivocadas y la dota de un estilo diferente conservando la esencia del personaje. Está todo ahí; su desorden, su forma de ser, su inteligencia, sus formas de combate, y esto da pie a un buen inicio de lo que bien podría ser una franquicia larga y exitosa para Warner, que busca desesperadamente reemplazar a Harry Potter. Con Moriarty ya en la historia, las secuelas deberían explorar la rivalidad entre éste y Holmes, y darle un poco más de misterio al ambiente. Después de todo, es un detective, no un policía. Excelente opción para empezar el año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s